¿Cómo limpiar los cascos del caballo?

(1)
Escribir un comentario

 ¿Por qué y cómo limpiar los cascos

Como dice un viejo refrán «sin pie no hay caballo». Así que es muy importante no descuidar esta parte del caballo.

 

Tenemos que limpiar los cascos cada vez que nos ocupemos de un caballo o de un poni, y no solo cuando vayamos a montarlo. Lo fundamental es comprobar que no haya quedado enganchado ningún cuerpo extraño y asegurarse de la limpieza de los pies antes y después de la salida. «Limpiar los pies» consiste en limpiar la parte inferior de los cascos, que suele estar llena de paja y de cagajones en el caso de los caballos que viven en el box, y de tierra y piedrecitas en el de los que viven en el prado.

 

Con el limpiacascos, hay que empezar por retirar el estiércol más grande que tiene pegado en la palma y luego insistir en las cavidades laterales alrededor de la ranilla y en los contornos interiores de la herradura (ver dibujo de al lado). Para acabar, pasamos el cepillo por encima y por debajo.
Luego hay que engrasar los cascos para mantenerlos y evitar que se sequen en verano o que estén demasiado húmedos en invierno. Es una etapa importante del cuidado del caballo , que no está solo reservada a los jinetes que tienen caballo propio.

 

Truco:
aplica la grasa sobre un casco perfectamente limpio con un pincel sobre la base del casco primero y luego sobre la parte de arriba, para evitar ensuciarte las manos.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
Escribir una opinión
IR ARRIBA