El cubrecuello o neckcover

Escribir un comentario

El cubrecuello o neckcover

El neckcover o «protección del cuello» es un elemento esencial para el bienestar del caballo.

Es un accesorio indispensable para asegurar un confort térmico óptimo, así como una protección total contra las inclemencias del tiempo.

El uso del cubrecuello cada vez está más extendido. En los países anglosajones, famosos por lo bien que cuidan a sus caballos, se usa desde hace más de diez años.

Los distintos esquilados  despejan sistemáticamente el cuello. Ahora bien, un sistema sanguíneo muy importante irriga el cuello del caballo. Y en esta zona se realizan los intercambios térmicos (es la zona en la que primero suda el caballo).

Tapar un caballo esquilado sin cubrecuello es como dejar la calefacción encendida en una casa  con las ventanas abiertas.

Los caballos pasan la mayor parte del tiempo con la cabeza agachada. Debido a ello, el agua y las corrientes de aire pueden penetrar fácilmente por el cuello.

Ninguna manta sería realmente eficaz sin la protección del cuello.  El cubrecuello permite, al tapar esta parte del cuerpo, un mejor aislamiento térmico cuando hace frío, ya que evita justamente estas pérdidas de calor considerables por el cuello.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
Escribir una opinión
IR ARRIBA