Enseña al caballo a seguirte

(11)
Escribir un comentario

Desarrollo de la sesión

El trabajo empieza estableciendo los códigos de conducta entre tú y el caballo. Así que pídele las cosas con precisión. Lo esencial del ejercicio se basa en un elemento fundamental: cuando el caballo esté disponible, tiene que permanecer frente a ti, con la cabeza girada hacia ti. Y debe mantener esta actitud durante toda la sesión. Es decir, al más mínimo movimiento que hagas, tiene que girarse para seguirte, volviendo la cabeza hacia ti, sin por ello pasarte por encima.

No te olvides nunca de animar bien, inmovilizar y recompensar al caballo entre cada movimiento, para que se sienta a gusto contigo, incluso cuando tenga que hacer frente a una dificultad.

No pases mucho tiempo con un mismo ejercicio y ve alternando tus peticiones para que el caballo no se aburra. Si ves que le resulta muy difícil, vuelve a un ejercicio más sencillo, para que el caballo mantenga la confianza.

 


 

Movimiento lateral

Empieza por moverte al lado del caballo, sin tirar del ronzal. Si no se gira hacia ti, aparta la grupa hacia el otro lado, ayudándote suavemente con la fusta, si es necesario (como recordatorio, si el caballo mueve correctamente la grupa, una pata posterior se mete delante de la otra, y queda debajo del cuerpo). Esta acción lo obligará a girarse y a ponerse frente a ti. En cuanto tu caballo se vuelva hacia ti, detén la petición. El caballo debe pararse frente a ti. Recompénsalo con una caricia en la cabeza.

Vuelve a realizar el ejercicio de cada lado, hasta que el caballo entienda bien lo que le pides. Luego, intenta conseguir el mismo resultado sin utilizar la fusta, y siempre sin que haya tensión en el ronzal.
 

Movimiento hacia delante

Ahora que el caballo ha entendido que tiene que seguirte, ponte frente a él y retrocede unos pasos. Si no te sigue de manera espontánea, puedes generar el movimiento hacia delante con ayuda de la fusta, sin tener que tocarlo necesariamente o dándole unos suaves golpecitos en las paletillas. En cuanto se mueva hacia ti, deja de pedírselo. El caballo se parará frente a ti y tienes que recompensarlo. Si se acerca demasiado, empújalo, para que entienda cuál es su lugar. Mantén siempre una distancia entre el caballo y tú. Cuando tu montura haya asimilado bien los dos ejercicios, puedes alternar los movimientos adelante y los giros apartando la grupa, sin la fusta.
 

 

Hacerlo retroceder

La finalidad de todo este trabajo es que el caballo siga tus movimientos. Si te mueves a un lado, se gira, si retrocedes, avanza... Por lo tanto, si avanzas hacia él, tiene que moverse hacia atrás. Ponte frente al caballo, levanta las manos creando un espacio con el ronzal, y avanza hacia el caballo. Tiene que moverse hacia atrás bien recto, sin crear tensiones en el ronzal. Si es necesario, puedes estimularlo un poco moviendo ligeramente las manos, pero sin tocarlo. Cuando hayas obtenido el movimiento, recompénsalo de nuevo. Y en cuanto haya asimilado bien el ejercicio, alterna los movimientos hacia delante, hacia atrás y los giros.

 

Superar una dificultad

Coloca una barra en el suelo. Ahora el caballo tiene que seguirte superando una dificultad: la barra. Empieza por pasar la barra pidiéndole un movimiento hacia delante. Marca una pausa en cuanto haya pasado las patas delanteras, y luego otra pausa cuando haya pasado las traseras. No olvides recompensar al caballo, y luego repite lo mismo, pero retrocediendo, marcando siempre las pausas.

Para añadir una dificultad adicional, si el caballo se siente cómodo, puedes hacer que pase de nuevo las patas delanteras por encima de la barra y luego pedirle que retroceda, de manera que el caballo tenga una pata delantera a cada lado de la barra.

 

En libertad

Para acabar, si estás en un lugar cerrado y el caballo ha hecho bien los ejercicios, puedes soltar el ronzal y volver a pedirle los movimientos. Si ha asimilado bien lo que le pides, debería realizarlos igual de bien que a la cuerda y, de este modo, seguirte a todas partes.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuar
Escribir una opinión
IR ARRIBA